Cultura

7 recetas saludables con leche de almendras no láctea

La leche de almendras es el favorito actual en el bloque de leche no láctea, y por una buena razón. La leche de almendras no solo es más baja en grasa que la leche de vaca, también es rica en proteínas y fibra, y contiene las vitaminas esenciales como hierro, calcio y magnesio. Tampoco hace daño que la leche de almendras sea suave y cremosa, y pueda tener tan solo 30 calorías por taza. ¿Qué no se podría amar?

La buena noticia es que la leche de almendras no solo sabe muy bien por sí sola, también funciona bien tanto en platos dulces como salados, reemplazando la leche de vaca y haciendo que muchos platos sean aptos para veganos. Echa un vistazo a estas 7 recetas de desayuno y cena en las que la leche de almendras brilla especialmente.

1. Vegan Pasta Alfredo

alfredo

Fuente: iStock



Nuestra primera receta proviene de Blog vegano simple y produce una pasta alfredo cremosa y de ensueño que no contiene lácteos. En lugar de causar dolor de estómago por el exceso de queso y la rica salsa para pasta, elimine la crema y agregue la leche de almendras, la coliflor y la levadura nutricional. Esa combinación produce un sabor cremoso y cursi que sabe muy bien y es sorprendentemente bueno para ti. La salsa aún viste sus espaguetis para que obtenga sus carbohidratos, pero también se sienta bien comiendo saludablemente.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de coliflor
  • ¾ taza de leche de almendras
  • Sal y pimienta recién molida, al gusto.
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • ½ cucharada de jugo de limón
  • 4.2 onzas de espaguetis crudos sin gluten

Instrucciones: Cocine el ajo picado con aceite de oliva hasta que esté dorado, aproximadamente 3-4 minutos. Agrega la leche de almendras y deja que hierva. Agregue la sal, la pimienta y la coliflor picada y cocine hasta que esté suave, aproximadamente 7 minutos. Transfiera a una licuadora y agregue la levadura nutricional y el jugo de limón. Mezclar hasta que esté suave.

Cocine la pasta al dente según las instrucciones del paquete. Escurrir la pasta y verterla en la sartén con la salsa. Revuelva y sirva.

2. Crema vegana de brócoli

Sopa Cremosa De Brócoli Y Chedar

Fuente: iStock

¿Crema vegana de brócoli? Suena como un oxímoron, pero puedes preparar tu comida reconfortante favorita sin dejar de comer vegano. Una vez más, se trata de la coliflor y la leche de almendras. Mira esta receta de Búsqueda saludable y vea lo que queremos decir. Para hacer su sopa, todo lo que necesita hacer es combinar coliflor, brócoli, leche de almendras y cebolla en polvo. Cubra y cocine en una cacerola hasta que lo bueno esté espeso y cremoso, y luego sirva inmediatamente.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cebolla amarilla, cortada en rodajas
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Pimienta recién molida, al gusto
  • 4 tazas (700 gramos) de floretes de coliflor - 1 cabeza mediana de coliflor
  • 3 tazas de leche de almendras sin azúcar
  • 3 tazas de floretes de brócoli, finamente picados
  • 1 cucharada de cebolla en polvo

Instrucciones: Agregue aceite, cebolla, sal y pimienta a una cacerola grande. Saltee a fuego medio-alto durante 5 minutos, agregando un par de cucharadas de agua durante todo el proceso para evitar que se queme.

Agrega la coliflor y la leche. Cubra y deje hervir. Reduzca el fuego a fuego lento y cubra durante 10 minutos o hasta que los floretes estén suaves. Agregue la mitad del brócoli. Vierta la mezcla en la jarra de su licuadora. Haga puré hasta que quede suave. Regrese a la olla.

Agregue el brócoli restante y la cebolla en polvo. Tape y cocine por otros 10 minutos, hasta que espese. Servir inmediatamente.

3. Risotto vegano de calabaza y chili

risotto

Fuente: iStock

Otro plato que es sorprendentemente sencillo de hacer vegano es el risotto. Si elimina la crema y la leche de almendras y la levadura nutricional, el risotto aún puede ser un sueño. Prueba esta receta de Chica alhelí y obtenga su risotto sin dolor de estómago. El risotto de calabaza y chile no solo es vegano, también no contiene gluten y combina verduras saludables, arroz y condimentos para producir un plato de invierno reconfortante que no devastará su dieta.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva o un poco de aceite en aerosol
  • 1 cebolla morada pequeña, cortada en cubitos
  • 1 pimiento rojo mediano, finamente picado
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1¼ tazas de calabaza, cortada en cubitos
  • ½ taza de arroz risotto
  • 2 tazas de caldo de verduras bajo en sal
  • 4 cucharadas de leche de almendras
  • 4 cucharadas de levadura nutricional
  • Sal y pimienta para probar
  • hojas de salvia para decorar
Instrucciones: Agrega el aceite a una sartén y fríe las cebollas, el chile y el ajo hasta que estén suaves. Agregue la calabaza y el arroz y revuelva por un minuto hasta que esté bien cubierto.

Verter en un cucharón el caldo de verduras y cocinar a fuego medio hasta que se reduzca. Luego agregue un cucharón lleno de caldo a la vez hasta que el arroz lo absorba antes de agregar más. Cocine durante unos 25 minutos o hasta que el risotto esté al dente. Agrega más agua si es necesario.

Cuando el risotto esté perfectamente cocido, agregue la levadura nutricional y la leche de almendras. Revuelva y sazone con pimienta negra al gusto.

4. Tortilla de espinacas

Frittata de brócoli, tocino, espinacas y champiñones

Fuente: iStock

cuanto pesa eli manning

Obtenga también su dosis de leche de almendras en el desayuno. La receta de esta frittata de espinacas de Amor y limones no es vegano, pero puede omitir fácilmente el queso si es necesario. Esta frittata está llena de huevos, espinacas, cebolletas y tomates secados al sol, y no solo es agradable para el estómago, también es estéticamente agradable con toques de color verde y rojo. Para 2 personas, esta frittata de espinacas es el desayuno de fin de semana perfecto cuando desea hacer una preparación mínima pero aún quiere comer elegante.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • ¼ taza de leche de almendras
  • diente de ajo picado
  • aceite de oliva
  • 2-4 tazas de espinacas frescas
  • ¼ de taza (más o menos) de cebolletas picadas
  • pizca de pimentón u otras especias que te gusten
  • tomates secos picados
  • pizca de hojuelas de pimiento rojo
  • queso parmesano o pecorino rallado
  • sal y pimienta

Instrucciones: Precaliente el horno a 450 grados Fahrenheit.

Rompe los huevos en un tazón mediano y bátelos con la leche, la sal, la pimienta, el ajo picado y las especias que quieras agregar. Dejar de lado.

En una sartén mediana, saltee las espinacas y las cebolletas en un poco de aceite de oliva hasta que las espinacas estén casi blandas. Añade una pizca de sal. Coloque las espinacas cocidas en el bol para huevos con los tomates secados al sol y mezcle suavemente. Vierta toda la mezcla en su sartén de hierro fundido y hornee en el horno hasta que se infle y se dore.

que esta haciendo dan marino hoy

Retirar del horno y dejar enfriar. Cortar y servir.

5. Curry de verduras

pollo al curry, guisantes

Fuente: iStock

Esta próxima receta de Desintoxicante es apta para la desintoxicación, pero todavía no está desprovista de sabor. El curry de verduras es el favorito de muchos, y puede ser saludable sustituyéndolo por leche de almendras y sirviendo el curry sobre arroz de coliflor en lugar de carbohidratos. Primero, prepara su salsa de curry de camote con camote, leche de almendras, mantequilla, garam masala y curry en polvo. Luego saltea las verduras, las aliña con salsa de camote y las sirve sobre una cama de arroz de coliflor. ¿Qué no se podría amar? Este curry de verduras es delicioso, nutritivo y perfecto para cuando necesitas una desintoxicación después de las vacaciones.

Ingredientes:

  • 2 tazas de trozos de camote al vapor
  • 1 cucharadita de mantequilla o aceite de coco
  • ½ cebolla amarilla, cortada en cubitos
  • 4 dientes de ajo, en rodajas
  • 1 taza de leche de almendras sin azúcar
  • ½ taza de agua
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • ½ cucharadita de sal Masala
  • ½ cucharadita de sal
  • Cualquier verdura que te guste, para servir
  • Arroz, o 'arroz' de coliflor, para servir

Instrucciones: En una sartén, caliente la mantequilla o el aceite de coco a fuego medio. Agregue la cebolla picada y el ajo, y saltee durante unos 5 minutos, hasta que estén tiernos.

Transfiera las cebollas, el ajo y los trozos de camote a una licuadora y agregue el resto de los ingredientes. Licue bien, raspando los lados, hasta que todo esté cremoso. Ajuste los condimentos al gusto y reserve.

En una olla aparte, saltee las verduras que desee hasta que estén casi tiernas. Una vez que las verduras estén casi cocidas, vierta la salsa de curry sobre ellas.

Lleve la salsa a fuego lento, luego reduzca el fuego y cubra, para dejar que los sabores se mezclen durante unos 5-10 minutos. Vierta las verduras al curry sobre el arroz y sirva caliente.

6. Pechugas de pollo con salsa de chile verde y almendras

Stroganoff de pollo con arroz, champiñones

Fuente: iStock

El siguiente es un plato de pollo de Comiendo bien que protagoniza una salsa a base de leche de almendras, caldo, chiles verdes, cebolletas y ajo. La salsa verde de chile y almendras cubre las pechugas de pollo chamuscadas y es cremosa pero sin lácteos. Las pechugas de pollo aderezadas con dicha salsa son la comida perfecta para servir en un día laborable cuando tienes poco tiempo y tus niveles de energía son bajos. Prepare el plato sin lácteos engañosamente saludable y disfrute de las sobras durante días.

Ingredientes:

  • 2 tazas de leche de almendras sin azúcar
  • ½ taza de caldo de pollo reducido en sodio
  • ¾ taza de chiles verdes frescos de Nuevo México, picados y sin semillas
  • 3 cebolletas, en rodajas, con las partes blanca y verde separadas
  • 3 cucharadas de almendras picadas, tostadas
  • 1 diente de ajo, en rodajas finas
  • ¾ cucharadita de sal, dividida
  • 6 chuletas o filetes de pechuga de pollo
  • 1 cucharada de aceite de canola
  • 2 cucharadas de crema batida (opcional)
  • 1 cucharada de semillas de sésamo tostadas

Instrucciones: Combine la leche de almendras, el caldo, los chiles verdes, las cebolletas, las almendras, el ajo y ¼ de cucharadita de sal en una cacerola mediana; llevar a ebullición. Reduzca el fuego a fuego lento y cocine la mezcla hasta que se reduzca a la mitad, de 20 a 30 minutos. Haga puré con una licuadora de inmersión o haga puré en una licuadora hasta que quede suave.

Espolvoree el pollo con la ½ cucharadita de sal restante. Caliente el aceite en una sartén antiadherente grande a fuego medio-alto. Cocine la mitad del pollo hasta que se dore, de 1 a 2 minutos por lado. Transfiera a un plato. Cocine el pollo restante hasta que se dore.

Vuelva a colocar el primer lote de pollo en la sartén. Vierta la salsa y cocine a fuego lento, volteando ocasionalmente, hasta que todo el pollo esté bien cocido y tierno, de 4 a 7 minutos. Retirar del fuego y transferir el pollo a una fuente para servir. Agregue la crema (si la usa) a la salsa y vierta la salsa sobre el pollo. Espolvoree con las cebolletas y las semillas de sésamo reservadas.

7. Gachas de cardamomo y quinua

Avena, manzanas, gachas

Fuente: iStock

Nuestra última receta es de Martha Stewart , y produce otra comida de la mañana que incluye leche de almendras. Tómese un descanso de la avena y, en su lugar, prepare esta papilla de cardamomo y quinoa más elegante. El grano lleno de proteínas que es la quinua se desempeña muy bien cuando se sumerge en leche de almendras, y cuando lo combina con extracto de vainilla y cardamomo molido, rápidamente lleva su desayuno a un nivel sofisticado. Disfrute de una comida caliente por la mañana y vea cómo la leche de almendras puede hacer que su papilla sea aún más cremosa sin lácteos.

Ingredientes:

  • ½ taza de quinua enjuagada
  • 1¾ taza de leche de almendras sin azúcar, cantidad dividida
  • ½ taza de agua
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ¼ de cucharadita de sal gruesa
  • ¼ de cucharadita de cardamomo molido
  • 1 pera en rodajas, dividida
  • 4 cucharadas de almendras en rodajas tostadas, divididas

Instrucciones: En una cacerola, hierva la quinua, ¾ taza de leche de almendras, agua, vainilla, sal y cardamomo. Reduzca el fuego y cocine a fuego lento, tapado, hasta que se absorba el líquido, 15 minutos.

Retirar del fuego y dejar reposar cinco minutos, luego esponjar con un tenedor.

Para cada porción, cubra ½ taza de quinua con ½ taza de leche de almendras, ½ pera en rodajas y 2 cucharadas de almendras.

Más de la hoja de trucos de cultura:

  • Cook to Get Cut: 5 recetas saludables de remolacha que te encantarán
  • 5 vinos aptos para la billetera para comenzar a beber ahora
  • 5 recetas que todo hombre debería dominar a los 20